Cómo pueden los hoteles usar los datos para aumentar la venta directa

Hoy en día, el consumidor, a lo largo de todo el itinerario de su viaje va dejando datos clave de sus hábitos, gustos y expectativas que los hoteles registran y guardan. Si se sabe aprovechar, este conocimiento puede ayudar a aumentar las ventas directas.

El cliente busca en Google un hotel, compara precios, tipos de alojamiento, ubicación, reputación online… Pero hay más. Los clientes comparten su idea de viaje en las redes sociales, interactúan ahí con sus amigos y familiares y, al final, deciden el destino.

¿Sabrías aprovechar este rastro de información?

Gestión hotelera big data: 3 acciones y 3 objetivos alcanzables

Cuando se tiene una comprensión clara de cuáles son los objetivos del hotel, el big data es el mejor aliado de la gestión. Gracias a las herramientas tecnológicas, los datos pueden impulsar la venta directa desde la web de un hotel. Para ello, basta con poner en marcha cualquiera de las siguientes acciones:

Estrategia SEO: para impulsar la imagen de marca

Para que esa oportunidad se convierta en una realidad, hay que impulsar la imagen de marca, el branding del hotel. Es crucial elaborar una estrategia SEO teniendo en cuenta estas premisas:

  1.       Trabaja una estrategia de nicho: la competencia en determinados destinos es muy grande, busca un nicho o segmento de mercado y trata de posicionarte como uno de los líderes de dicho segmento. Puedes trabajar puntos de interés cercanos relacionados con tu establecimiento o centrarte en los extras que te diferencian, como la accesibilidad, mascotas permitidas o el ser un hotel sin niños.
  2.       Investiga las palabras clave que pueden ayudarte: en el SEO para hoteles, es fundamental tratar de posicionarse para muchas keywords diferentes. Lo más eficaz es emplear alguna herramienta que te permita, no solo elegir las palabras clave, sino también comprobar su rendimiento.
  3.       Usa una estrategia de “long tail keywords”: tenemos que encontrar diferentes palabras claves que se identifiquen con las búsquedas con las que queremos que nos encuentren nuestros potenciales clientes, como “hotel con spa”, “hotel rural de playa” u “hotel boutique centro ciudad”.

Fidelización y personalización: para impulsar la lealtad y las reservas

También es buena idea a transformar la página del hotel en una máquina de reservas. Puedes fijarte en lo que hacen las OTA (Agencias de Viajes Online) para aplicarlo en tu página:

  1.   Ve al grano: ten en cuenta que el usuario no dará más de algunos segundos a tu web. La oportunidad acaba ahí y necesitas conquistar a primera vista. Saca todas tus armas para lograrlo. Descuentos, acciones de retargeting o códigos descuento para quienes ya se han alojado anteriormente en tu establecimiento.
  2.       Pon en marcha campañas de fidelización: es más barato atraer de nuevo al hotel a alguien que ya ha sido cliente que conseguir un cliente nuevo.
  3.       Personaliza al máximo: se debe conectar de la mejor manera con los gustos del cliente para mejorar su experiencia. La personalización es clave para fidelizar y, cuando se consigue este objetivo, empiezan a llegar nuevos clientes a través de la recomendación.

Business Intelligence y retargeting: para alinearse con las necesidades del usuario en la web del hotel

Una vez que el viajero ha encontrado ya tu hotel, hay que conseguir que se quede en la web. Para eso, hay que trabajar muy bien la página, por ejemplo:

  1.       Utiliza mapas de calor: te ayudarán a entender mejor el recorrido del usuario en tu página y, por tanto, te facilitarán la labor de situar los widgets, las ofertas o las llamadas personalizadas.
  2.       Optimiza tu motor de reservas con business intelligence: con el objetivo de anticiparte a la demanda, necesitas accionar la inteligencia que generan los datos recogidos de todos los clientes y usuarios de la web de tu hotel.  
  3.       Aprovecha el potencial del retargeting: no dejes escapar a ningún cliente potencial y, si detectas que el abandono de tu web se debe a una mejor oferta, no dudes en igualarla.

Recogida, clasificación, limpieza y perfilado son algunas de las acciones habituales en la gestión de datos de hotel. A partir de ahí es posible analizar, segmentar, predecir y, por último decidir. Las acciones informadas que impulsa big data hotelero te permiten ponerte por delante de la competencia y:

  1.    Conseguir más reservas.
  2.    Optimizar los ingresos de tu establecimiento.
  3.    Mejorar la experiencia de cliente y aumentar su fidelidad.

Big Data tendencias y ejemplos del sector hotelero

Además de aumentar el número de clientes y su valor, el big data hotelero también permite elevar los ingresos por habitación. Actualizarse y seguir las últimas tendencias en grandes datos y business intelligence aplicadas a la gestión del hotel, hace posible mejorar resultados. Esto se puede conseguir de muchas formas distintas, como:

ANÁLISIS DE GASTO

A través del análisis de gasto, que investiga la ocupación histórica y la coteja con la previsión  del tiempo o el calendario de días festivos, el establecimiento puede conocer de antemano si es posible aplicar cambios en las tarifas sin que la demanda se vea afectada. Aumentos porcentuales, en unos casos, y convenientes rebajas, en otros, permitirán que el volumen de ingresos no se vea perjudicado por causas externas.

ANÁLISIS DE OPINIÓN

Al analizar el big data hotelero hay que prestar especial atención a los datos no estructurados. Hablamos de la información procedente de fotos, blogs y redes sociales donde los usuarios, abiertamente, expresan sus opiniones y expectativas acerca de su viaje. Estos datos permiten establecer prioridades y corregir ineficiencias y, a medio plazo, hacen posible aumentar las ventas.

BIOMETRÍA

La biometría hace posible mejorar la experiencia del cliente desde el mismo momento de su llegada al hotel. Con ella es posible reconocer la identidad de una persona a través de:

–          Su voz;

–          Sus rasgos faciales;

–          Su retina;

–          Los iris de sus ojos.

Esta tecnología hace posible mejorar la experiencia en uno de los momentos en que el cliente más espera del establecimiento, el del check-in. Lograr un servicio más eficiente, ágil y rápido, reduce el estrés e impulsa la satisfacción del huésped del hotel, a la vez que minimiza el coste de gestión. El resultado es un servicio mejorado que anima al cliente a recomendar el hotel y a repetir su experiencia.

El buen uso de los datos ayuda a personalizar las soluciones que quieren los clientes, a fidelizarlos. El big data es fuente de importantes ventajas en el sector hotelero, sobre todo si las empresas son capaces de aprovechar el rastro que los consumidores van dejando en Internet sobre sus gustos y preferencias para personalizar su propuesta.

¿Sabes cómo llegar al cliente de una forma más personalizada y aportarle más valor? ¿Puedes utilizar los datos disponibles de cada cliente y usuario para aumentar las ventas directas?