Nuestro motor de reservas, beth, ya permite reservas directas y pagar más tarde

Tabla de Contenidos

El usuario final ya puede seleccionar entre las formas de pago deseadas el pago a plazos de su reserva con total garantía y seguridad para ambas partes.

Para que un motor de reservas sea efectivo es importante que aporte cuantas mayores facilidades le sean posible al usuario final. En el caso del motor de reservas beth, desarrollado thinkIN, centrados desde hace más de 5 años en fomentar la venta directa de alojamientos turísticos, ya contamos con una nueva forma de pago que puede resultar irresistible para el usuario final y que otros canales no ofrecen. Se trata, sin duda, de una herramienta que busca multiplicar el número de reservas y, por tanto, la conversión del canal directo.

Las necesidades del sector van evolucionando y Beth se adapta a las integraciones que necesita un alojamiento turístico para generar más reservas. Se trata de un proceso según el cual el usuario final obtiene una facilidad de pago fraccionado del total de su reserva y el hotel recibe el importe a través de la financiera que hace esto posible. De esta forma, se consigue que no solo las reservas sean flexibles sino que el pago también, algo que hace tiempo puede verse en otros sectores a través de sus ventas web.

Para los hoteles

Se trata de una integración de nuestro motor de reservas que podrás activar en cualquier momento. De la misma forma que beth, que ya contaba con integraciones de pago con Stripe, Redsys, Universal Pay e incluso Paypal, ahora también puedes ofrecer a tus huéspedes facilidades en los pagos, fraccionando el importe total de su estancia para que pague en cómodos plazos.

Esta modalidad de pago funciona con las reservas de pago inmediato, es decir, tarifas de prepago y no con aquellas tarifas que ofrecen pagar la estancia a la llegada. Se trata de un proceso completamente seguro para el hotel y no dista en nada de los pagos de reservas que utilizan otras pasarelas de pago. El hotel puede estar tranquilo en este sentido, puesto que el cliente final es quien formaliza un contrato para financiar su estancia en tu hotel con un tercero. Es éste quien envía el dinero al hotel en el momento de la transacción, descontando la comisión que hayan acordado y, ocupándose ellos de cobrarle las diferentes cuotas al cliente final.

El establecimiento alojativo que trabaja con nuestra herramienta, debe activar esta forma de pago y, por tanto, es compatible con nuestro call center o departamento de web sales. Como se trata de un contrato a terceros, es el establecimiento quien tiene que tener su cuenta con la pasarela de pago y nosotros lo conectaremos con el motor de reservas, beth.

Para los clientes

El proceso de reserva sigue siendo el mismo pero, al seleccionar el método de pago, el usuario puede ver y calcular las cuotas del pago fraccionado de su estancia. Igual que si decidimos financiar un teléfono móvil o una televisión, de esta forma, podemos también pagar cómodamente nuestra estancia en el hotel idílico de las vacaciones que siempre soñamos.

Sin duda, ahora más que nunca cualquier motor de reservas que se precie debe estar centrado en agilizar los procesos y facilitar a los huéspedes y alojamientos nuevos métodos de pago eficaces y seguros. Por eso, nos esforzamos cada día en que beth esté a la vanguardia de las necesidades del sector turístico y, por ello se adapte a los cambios y las necesidades de los huéspedes.

Si tienes cualquier pregunta sobre cómo funciona esta forma de pago, no dudes en contactar con nosotros. Nuestro equipo está a tu entera disposición para contestar cualquier duda.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp