MARKETING DE CONTENIDOS PARA HOTELES: CUANDO STORYTELLING Y SEO ESTÁN OBLIGADOS A ENTENDERSE

seo storytelling

En el año 2008 salió a la luz el famoso libro de Christian Salmon Storytelling. La Máquina de fabricar historias y formatear mentes. Si bien no era la primera vez que escuchábamos hablar sobre este término, su irrupción sí que sorprendería al panorama de la comunicación con una nueva forma de entender el uso de los relatos en el mensaje.

La teoría del storytelling, al fin y al cabo, no deja de tener su origen en la Retórica de Aristóteles, tan necesaria para la creación de discursos y para el arte de convencer con argumentos. Así, los principios de pathos, ethos y logos son perfectamente aplicables al panorama actual de contenidos digitales, con historias que empatizan con la audiencia, mantienen la ética y la reputación desde el punto de vista de la marca y, por supuesto, trasladan una versión lógica y creíble de los hechos –algo especialmente importante en la era de las llamadas fake news-.

La figura del periodista está viviendo en la actualidad un resurgir, precisamente gracias a la proliferación de nuevos contenidos digitales. Medios como Vice, Playground o Buzzfeed han sido auténticos pioneros en su manera de entender el tipo de publicaciones que mejor funcionan en internet –a veces, lamentablemente, en detrimento de la calidad-. Sin embargo, la evolución lógica de esta tendencia ha llegado de forma natural a las marcas, que han visto grandes oportunidades en los contenidos, tanto para las conocidas acciones de branded content como para, simplemente, posicionar sus webs a golpe de investigación SEO e historias virales.

storytelling contenidos

El storytelling: una estupenda herramienta para hoteles

A pocos se les pasaría por la cabeza pensar en que una historia puede ser apta para el blog de un hotel. Estamos muy habituados a los posts que hablan sobre las maravillas del destino turístico, la gastronomía del establecimiento o las actividades para niños disponibles, pero no prestamos atención a la clase de producto que vende actualmente un hotel: experiencia.

Atrás han quedado los días en los que los establecimientos alojativos se centraban en precios y habitaciones. La consolidación de Instagram y otras redes sociales es una de las principales razones que han hecho a los hoteleros replantearse este concepto, y ahí es donde tiene cabida el storytelling.

¿Acaso no es más interesante contar la historia de dos personas que se enamoran y se casan en un hotel que, simplemente, describir qué servicios se ofrecen para la celebración de bodas? El mundo del hotel está repleto de relatos dignos de conocer y con los que podemos abarcar cada uno de sus ámbitos: empleados que llevan media vida trabajando en el establecimiento, un nuevo concepto de menú con sus correspondientes influencias o incluso, la crónica de una estancia como si fuéramos una familia en sus primeras vacaciones.

Obligados a convivir con el SEO

El storytelling es una opción fantástica para dar el toque personal y periodístico a tus contenidos, pero conviene resaltar también una realidad: la lectura en diagonal se ha convertido en el gran hábito entre los lectores digitales. Esto, sumado a la intencionalidad de mejorar el posicionamiento orgánico por parte de las webs de hoteles, obliga al redactor a analizar y entender cada vez más los términos SEO.

Muchas veces nos encontramos con hoteleros que lamentan ver cómo el esfuerzo invertido en el desarrollo de blogs no se refleja en el número de visitas. Durante toda la vida nos han hablado de herramientas periodísticas para llamar la atención del lector: grandes titulares, lenguaje escueto, las cinco ws del primer párrafo (what, who, where, when, why)… pero no sabíamos que tendríamos que ser nosotros los que nos adaptáramos a los intereses de los usuarios.

La venta directa, especialmente a través de la web, es una oportunidad única para hoteles… por eso es importante cuidar el posicionamiento hasta el mínimo detalle. Efectivamente, el marketing de contenidos está obligado a entenderse con el SEO, pero eso no quiere decir que tengamos que rehusar de seguir contando historias interesantes. Pronto descubrirás que las llamadas ‘palabras clave’ no son un impedimento a tu creatividad sino un auténtico aliciente. Es más, si tienen que llegar las musas, mejor que te pillen con la investigación de keywords preparada.