Workplace: El nuevo Facebook para el trabajo

También conocida como Facebook at work, es prácticamente una versión de esta red social pero reservada al ámbito de trabajo.

¿Qué es exactamente Workplace?

Es una plataforma corporativa donde los profesionales de empresas pueden compartir información de interés, colaborar unos con otros para facilitar el trabajo, hacerlo más dinámico y sobre todo mantener el flujo de comunicación e interacción.

Ya son más de mil empresas en todo el mundo las que han implementado Workplace como red social oficial, entre las que se encuentran thinkIN, Booking.com, Save the Children, Campbell’s, Danone o Renault.

¿Cuál es el objetivo de esta plataforma?

Penetrar en un ámbito tan prohibido para las redes sociales como es la oficina. Para los profesionales que la emplean como herramienta de trabajo resulta un arma de doble filo porque distrae a la vez que es necesaria. Es justamente esto lo que quiere corregir Workplace, ofreciendo el mismo servicio de otras redes, pero con la exclusividad del ámbito laboral y además con optimizaciones.

Características

Se pueden crear grupos entre compañeros de trabajo de una misma empresa, pero al mismo tiempo se pueden hacer invitaciones o crear grupos para interactuar entre compañías distintas.

Es opcional el que estos grupos sean cerrados para que cualquiera en la empresa pueda verlo y a quienes lo conforman; pero sólo serán los propios miembros los que vean las publicaciones e interactúen en ellas, hagan comentarios, puedan chatear con todos al mismo tiempo, compartir documentos, crear eventos y muchas cosas más.

Se puede utilizar también, por ejemplo, cuando tengamos una reunión de trabajo, conozcamos un nuevo contacto laboral, como perfil corporativo dentro de la empresa o incluso para presentación en caso de ofertas de empleo.

Ventajas

Lo que distingue a Workplace de otras redes sociales es que está orientada específicamente al entorno profesional, separando la vida personal de los usuarios y destacando estrictamente el perfil laboral de cada uno.

Con esto evitaremos distracciones en el trabajo y aumentará nuestro rendimiento. Mantendremos un flujo activo dentro de la empresa, con nuestros clientes e incluso con otras empresas.

¡Lo mejor de todo!

Conservamos la privacidad de nuestra información más íntima. Podremos invitar a seguirnos en nuestro perfil de Workplace y el resto de nuestras redes sociales se reservan para interacciones personales.