¿ESTÁ TU HOTEL LISTO PARA LIDIAR CON LA INMINENTE LLEGADA DEL RGPD?

ley protección de datos en hoteles

La recta final para la llegada del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) acaba de empezar y desde thinkIN nos vemos en la necesidad de hacer mención a uno de los reglamentos que cambiará radicalmente la forma con la que percibimos los entornos digitales en la Unión Europea.

En los últimos años ha crecido exponencialmente la importancia que las empresas le dan al llamado Big Data, a fin de conocer lo máximo posible a los clientes -potenciales o no- de las compañías y usar esta información en favor de sus estrategias comerciales. También en el sector hotelero ha cobrado especial relevancia la ciencia de datos, a medida que crece el interés de los hoteleros por llevar a cabo una Transformación Digital del negocio.

Desde que somos conscientes de que los datos permiten adelantarse a las necesidades de los huéspedes, ha aumentado la fascinación por mantener bases de datos nutridas y actualizadas, de ahí la obligación de adelantarse y poner en marcha los procesos para la aplicación de las nuevas reglas antes de su llegada, el próximo 25 de mayo.

En primer lugar, es necesario saber que la RGPD no debe suponer, en ninguno de los casos, una amenaza para tu compañía hotelera. El trabajo en términos digitales es muy reciente y todos debemos poner de nuestra parte para garantizar una internet más segura y respetuosa con los deseos de los individuos. Teniendo claro este factor, la puesta a punto de tus datos será mucho más fácil y coherente de lo que piensas.

¿Cuáles son los entornos más conflictivos a la hora de la aplicación de la normativa RGPD?

En el sector hotelero, afecta especialmente a la recogida de datos para hacer una reserva online o con el objetivo de realizar acciones de marketing, por ejemplo, a través del correo electrónico. Aunque en estos casos es tan fácil como establecer una casilla de aceptación de uso de información con fines comerciales, la nueva normativa hace especial mención al almacenamiento de datos referente a usuarios de determinada edad.

Por otro lado, dadas las recientes polémicas relacionadas con los datos, nos enfrentamos a un usuario cada vez más consciente e informado. En este sentido, el RGPD exige que se le informe en todo momento a las personas implicadas qué tipo de dato manejamos y con qué fin lo tenemos. Asimismo, el derecho al olvido es uno de los puntos clave en los cambios exigidos por la Unión Europea. Aunque aparentemente es una cuestión que no afecta directamente a este sector, en el momento en el que nuestro hotel se encuentra en los motores de búsqueda y las imágenes con las que contamos, somos susceptibles a esta alteración de la norma y debemos respetar siempre las intenciones de los internautas.

Ventajas para el negocio hotelero

Como ya hemos establecido anteriormente, la industria hotelera y el Big Data pueden llegar a tener una relación muy beneficiosa. Usando las herramientas adecuadas y con una implantación de sistemas de CRM correcta, se pueden obtener resultados muy favorables que se traducen, en muchos casos, en ventas directas y satisfacción por parte de los clientes.

De igual forma, la adaptación plena al RGPD garantiza un aumento de la confianza por parte de los clientes de los hoteles, puesto que pone en su conocimiento que tu uso de información se realiza con responsabilidad. Aún así, cabe destacar que no se trata de un trabajo que deba ceñirse a la sonada fecha del 25 de mayo, es una labor que requiere constancia y actualización continua.

Desde el punto de vista de los Recursos Humanos supone también un avance, puesto que cada vez serán más necesarios los expertos y analistas especializados en ciencia de datos, así como personas con conocimientos sobre legislación de privacidad. Los perfiles profesionales se diversifican y el panorama no puede resultar más emocionante.