REVENUE + MARKETING: UNA RELACIÓN NECESARIA PARA TU HOTEL

revenue-marketing-hotel

Aparentemente se trata de dos áreas distintas que en nada tienen que ver. Lo cierto es que la alianza Revenue + Marketing es tan positiva como necesaria para optimizar la gestión de tu hotel.

De la relación entre Revenue y Marketing nace el incremento de posibilidades de alcanzar objetivos y otros beneficios para el establecimiento.

La colaboración entre uno y otro da origen a objetivos mutuos y se crea entonces una fuerte alianza orientada al impulso de la demanda del hotel. Tiene una explicación muy sencilla:

¿Qué es lo que quiere el Marketing del Revenue y viceversa?

El revenue manager cuestiona algunas cosas y necesita respuestas que seguramente podrán ser respondidas por el departamento de Marketing, que constantemente busca respuestas a estas y muchas otras preguntas.

Por otra parte, el departamento de Revenue cuenta con mucha información primordial que servirá al responsable de Marketing para estimular los ingresos del hotel y obtener un lugar importante en el mercado.

¿En qué aspectos específicos pueden participar Revenue y Marketing?

Son cinco las razones principales por las que ambos departamentos se pueden servir el uno del otro y obtener beneficios para cada uno y por tanto, para el establecimiento.

  1. Información sobre la competencia directa

Para fortalecer la participación de tu hotel en la competitividad del mercado es necesario mantener vigilado al conjunto competitivo más directo de tu establecimiento. Ambos departamentos se encargan de esta vigilancia constante y, al intercambiar la información entre ellos, cada departamento aumenta su proactividad y por tanto su facultad para fortalecer sus campañas.

  1. Ritmo de Reservas del hotel

Es la antelación a la demanda o la forma que se tiene de ver cómo se va ocupando el hotel, qué se reserva y cuándo se vende. El ritmo de reservas mide el movimiento en un momento específico, en una fecha o conjunto de fechas. Durante un mismo período, el ritmo de reservas puede verse afectado por muchas razones y si el departamento de Marketing es capaz de entender estos patrones, tendrá la posibilidad de readaptar sus campañas para beneficiar al establecimiento.

  1. Previsiones exactas de la demanda en el establecimiento

Conocer los pronósticos de demanda precisos ayuda al departamento de Marketing. Puede utilizar esta información para saber si el hotel necesita saturar el mercado. También por si debe cubrir la poca demanda en el intervalo de tiempo que se encuentra entre el pico y las temporadas bajas del ciclo de ventas estacionales del establecimiento. Esta información es útil para confeccionar un pronóstico del funcionamiento del hotel y saber cómo se debe actuar en consecuencia.

  1. Precio más rentable de las unidades

Quien mejor conoce la administración de ingresos en el hotel es el revenue manager. El departamento de Marketing se sirve de toda la información de precios correcta que este le pueda facilitar para trabajar juntos en impulsar la demanda y generar más ingresos al establecimiento. El departamento de Revenue utiliza herramientas y técnicas que le permiten conocer los precios correctos, acordes con la demanda y con las condiciones del mercado. Con esto determinará el precio más rentable de cada unidad. Marketing se encarga mientras tanto de crear ofertas y promociones que impulsan las ventas.

  1. Acceso a los datos de nivel de transacción

Específicamente esta información conecta las ofertas de campañas con los ingresos del hotel. Tener acceso a los datos de nivel de transacción servirá para justificar los presupuestos del departamento de Marketing, pero además para tener una  idea de cuáles campañas serían exitosas y las que no lo son tanto. En torno a este aspecto, será Marketing el departamento que permita definir las campañas que serán rentables y el beneficio que puedan traer al hotel.

En general la colaboración de ambos departamentos es fundamental para el óptimo funcionamiento del establecimiento, pero es cierto que uniendo fuerzas los resultados superan las expectativas y promueven con más facilidad la consecución de los objetivos, que al unirse ambos departamentos, suelen ser comunes.