5 ERRORES COMUNES QUE COMETES EN EL BLOG DE TU HOTEL

blog hoteles

El blog se ha convertido en un elemento esencial en la comunicación que realizan los hoteles a través de su web corporativa. Son muchas las ventajas que ofrece, pero entre ellas permite dar personalidad a la marca a través de un lenguaje cercano, genera tráfico de manera orgánica, atrae a audiencias que buscan temas determinados y, por supuesto, es un escaparate perfecto para dar a conocer lo mejor del establecimiento y del entorno en el que se encuentra.

Si bien es constante la creencia de que el blog nunca será determinante para conseguir más reservas, debemos concebir sus beneficios de una manera más intangible y entender que es solo un paso más de la cadena que puede ayudar a posicionar tu marca y, por supuesto, a generar leads.

Acostumbrados a trabajar con contenidos de este tipo, en thinkIN hemos querido seleccionar un listado de los 5 errores más frecuentes con los que nos encontramos en los blogs de hotel.

No establecer un plan de contenidos

La experiencia nos lo dice: sin organización no hay resultados. Esto también es aplicable a la publicación de contenidos. Una planificación adecuada será útil para adelantarse a los acontecimientos, no repetir los temas y hacer las correcciones necesarias una vez estén desarrollados. Este es un proceso en el que el hotel debe implicarse, incluso si recurre a una empresa o colaborador externo para la redacción. Es importante saber qué quieres contar sobre tu hotel y diferenciarlo de la información que ya está disponible en las otras secciones de la web.

Obviar la estrategia SEO

Un estudio previo de tu web y tu audiencia puede ayudarte a determinar aquellos temas o palabras clave que más buscan los usuarios. Asimismo, no olvides analizar también las tendencias en búsquedas para asegurarte de que tu estrategia de contenidos responde a unas intenciones. Procura seguir las normas y consejos sobre redacción SEO para una mejor optimización de tus posts: extensión, palabras clave, enlaces internos, frases cortas, títulos escuetos… En cualquier caso, no te obsesiones tanto con hacerlo todo a la perfección si eso va a afectar a la cercanía de tus publicaciones. Establece prioridades y respétalas en cada uno de tus posts.

Mirarse al ombligo

De nada sirve pasarse meses y meses describiendo cuántas piscinas tiene el hotel, cuál es el menú del restaurante o qué se van a encontrar los huéspedes en cada una de las habitaciones. Intenta inspirar por medio de tu blog con contenidos de carácter turístico, que hablen sobre destinos y experiencias, o incluso habla sobre las novedades que vaya implantando el hotel: promociones por el Día de la Madre, inauguración de unas nuevas instalaciones, la crónica de una fiesta en la piscina… Utiliza la creatividad y acertarás.

Caer en el contenido fácil

Los consumidores de internet estamos hartos de ver continuamente los mismos formatos en el plan de contenidos. ¿Hay algo más visto que el clásico “no te vas a creer lo que pasó en nuestra fiesta de aniversario”? Los contenidos digitales son la nueva plataforma con la que cuentan los periodistas para dar rienda suelta a su talento. Precisamente por esto, también debemos ser capaces de trasladar los famosos géneros informativos al mundo online y usarlos para comunicar lo mejor del hotel. En resumen, no escribas un post sobre lo maravilloso que es tu equipo de recepción: demuéstralo a través de una entrevista y obtén sus mejores citas.

Ignorar la actualidad

Seguro que hay temas de interés general que tienen también cabida en el blog de tu hotel: fiestas populares, planes en la naturaleza que solo se pueden hacer una vez al año, los famosos días internacionales que tanto gustan a las redes sociales o incluso debates interesantes dentro del propio sector. Planifica tus contenidos, pero sigue atento a lo que ocurre en el mundo y a las necesidades del entramado hotelero. Todo un valor añadido con el que diferenciarte del resto.